Ray-Ban Wayfarer: Origen y características

8053672307818_shad_qtLas gafas de sol Ray-Ban Wayfarer definitivamente son un accesorio que no pasa de moda, a pesar de haber sido traídas al público hace ya más de 60 años. Un diseñador de su empresa madre Bausch & Lomb llamado Raymond Stegeman fue el responsable de su creación en 1952, cuando al igual que el modelo Aviators fue un producto dirigido a pilotos y miembros de la aviación.

Su diseño de marco plástico logró establecer un antes y un después en la industria, donde hasta entonces solo se había utilizado el metal para sostener los lentes. Este detalle iba a la perfección con la revolución estética de los años 60, aunque su pico de popularidad no se daría sino hasta unos años más tarde, cuando Michael Jackson las convertiría en un ícono de la cultura pop.

El éxito de las Wayfarers se debe en gran parte a su aparición en la pantalla grande, y a pesar de haber sido ideadas para un público masculino, estrellas de la talla de Kim Novak y Marilyn Monroe lograron lucirlas con tal glamour que pronto se convertirían en un modelo unisex. Audrey Hepburn definitivamente marcó pauta en Breakfast at Tiffany’s llevando una edición fabricada en concha de tortuga, la cual no tardó en ser imitada y admirada por todo fanático de la moda incluso hasta hoy.

Bob Dylan, John Lennon, James Dean, Roy Orbison, John F. Kennedy y Andy Warhol son tan solo algunas de las personalidades reconocidas por llevar Wayfarer en su época, y aunque su diseño ha sufrido numerosos cambios a través del tiempo, se diferencian por las siguientes características:

  • Marco completo de plástico denso y ligero
  • Forma cuadrada arriba y redonda abajo
  • Lentes amplios
  • Cristales muy oscuros en modelos clásicos
  • Pequeños detalles de metal en cada extremo frontal

El significado de “Wayfarer” en inglés se usa para denominar a un viajero que hace sus travesías a pie, aunque hoy en día el modelo de gafas Ray-Ban va mucho más allá de eso: se considera el más imitado por su simplicidad, calidad y buen gusto.