¿Por qué comprar gafas de sol originales?

lentes-ray-ban-comprar-por-internet-tiendas-300x336El precio de las gafas en el mercado rara vez baja de los 100 dólares, especialmente cuando se trata de marcas reconocidas como Ray-Ban. Para muchos puede parecer bastante elevado, y es que en la industria de la moda estas cosas suelen suceder, pero, ¿sabías que cada centavo vale totalmente la pena?

Si muchas veces te has preguntado por qué invertir en unas gafas de sol originales, conoce las verdaderas razones:

  • No necesariamente un precio elevado es indicio de mejor calidad, pero cuando un par de gafas son originales de una marca reconocida podrás tener la certeza de que protegerán tus ojos de forma mucho más eficaz que aquellas que podrías conseguir en una farmacia o una gasolinera. Esto se debe a que sus estándares de manufactura y distribución son mucho más exigentes que cualquiera en el mercado.
  • Su resistencia es notable en comparación con marcas genéricas. Con el uso, los lentes tienden a rayarse, pelarse y su marco a debilitarse; es algo inevitable. Sin embargo, notarás cómo las gafas originales pueden durar años y hasta décadas contigo, mientras que otras empezarán a deteriorarse en el primer año de uso.
  • Los estándares de fabricación mencionados anteriormente permiten que las cualidades atribuidas a las gafas originales sean completamente confiables. Si los lentes son polarizados y tienen protección contra rayos UV, podrás tener certeza de que resguardarán tus ojos del daño solar, sin mencionar el bien que le hace a la piel que los rodea, que sin el cuidado adecuado tiende a envejecerse de forma prematura causando arrugas, manchas y pérdida de flexibilidad en la zona.
  • La mejor manera de asegurarte de que tus gafas de sol sean originales es comprándolas en distribuidores autorizados, aunque si quieres estar 100% seguro lo mejor es revisar todos sus detalles comparándolos con otro par que ya tengas: inscripción con relieve dentro del marco, efectividad de los lentes, estabilidad de las patas al flexionarlas, etc.